¿Como te encuentras hoy?

Hoy os queremos mostrar varios juegos y juguetes para trabajar las emociones con los niños.

Los emoticonos de madera es un juego de imanes con el que se pueden combinar distintas expresiones y jugar de muchas formas.

nanoemo

En un primer momento nosotros dejamos a nuestro hijo que lo manipulara libremente, sin intervenir. Después de hacer muchas combinaciones, fue él el que comenzó a poner nombre a las distintas expresiones.

Y a partir de ahí empezamos a imitar las diferentes caras, a pensar porqué podría sentirse alguna vez así. Es cierto que al principio algunas le costaba identificarlas, como la sorpresa, nostalgia. Pero creemos que con este juguete las entienden mejor. El niño puede trabajar las emociones, expresar como se siente en muchas situaciones que no sabe explicar.

Nanoemo

Incluso se puede utilizar como emocionario dónde diariamente el niño pueda colocar la cara de como se siente.
Creemos que es muy importante trabajar desde muy pequeños la identificación de las emociones en uno mismo y en los demás. Así pueden desarrollar habilidades sociales que los ayuden a gestionarlas y a desarrollar la empatía.

Nanoemo
Nosotros jugamos en el frigorífico o en el lavavajillas, pero se puede jugar con él en infinidad de sitios. Las caras están guardadas en un cilindro de pequeñas dimensiones fáciles de transportar.

El que nosotros tenemos en casa nos gusta mucho porque tiene el tamaño ideal para que lo manipule (lo tiene desde los dos años). Es de muy buena calidad y viene guardado en un cilindro de pequeñas dimensiones fácil de mover de un sitio a otro.  Aunque es cierto que a la hora de recogerlo es necesario la ayuda de un adulto.

Cesto de la calma

Otra idea para trabajar las emociones infantiles y que os proponemos es la creación de la cesta de la calma. En ella debe de haber objetos que ayuden al niño a estar en calma, a sentir su respiración, a reducir el estrés, a desarrollar la atención, la concentración y sentirse muy bien.

Este cesto de la calma que nosotros proponemos esta formado por los siguientes cuentos y juguetes.

El libro «Buenos días, calmaBuenos días, calma»  que tiene varios ejercicios de relajación para compartir padres e hijos.

El Monstruo de coloresEl Monstruo de colores, cuento muy sencillo que ayuda a introducir a los niños en el mundo de las emociones.

Los cuentos Cuando estoy enfadadoCuando estoy enfadado, Cuando estoy tristeCuando estoy triste y Cuando estoy contentoCuando estoy contento, a través de los cuales los niños podrán experimentar como se encuentra su amigo el conejo.

También tenemos un Robot de emocionesRobot de emociones, con diferentes caras, para que los niños puedan expresar como se siente.

Cesto de la calma

También tenemos unas pelotas anti estréspelotas anti estrés, un reloj de gel que ofrece una estimulación visual relajante y una libreta y pinturas (ya que hay a muchos niños y niñas a los que pintar les relaja)
Esta claro que esta caja variará según los gustos del niño y su edad….. otros objetos que se nos ocurren que se podrían incorporar son: mandalas, un árbol musical, espejo para visualizar nuestras expresiones, botella de la calma, palo de lluvia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *